Cinco trucos para que los niños coman pescado

Muchos niños se resisten a comer pescado. Sin embargo, es importante que forme parte de la dieta infantil, ya que es un alimento muy completo (aporta proteínas, pocos hidratos de carbono y gran cantidad de minerales y vitaminas), ideal para el crecimiento. ¿Cómo conseguir que nuestros hijos no lo rechacen?

Aquí te dejamos cinco trucos para acabar con las peleas el día que toca comer pescado:

1. Intenta quitar todas las espinas y zonas oscuras, ya que es una de las principales quejas entre los niños.

2. Si a tu hijo no le gusta el sabor del pescado, puedes “camuflarlo” con salsa de tomate, hierbas aromáticas o macerándolo en limón.

3. Prepara el pescado de distintas formas: cocido entero a la plancha, al vapor o hervido suele ser menos apetecible. Córtalo en taquitos y haz unos deliciosos pinchos, rebózalo en rodajas o prepara libritos de pescado y queso.

4. Decora el plato: la comida que entra por los ojos es más fácil de comer. Haz un dibujo con los alimentos del plato o acompaña el pescado con verduras de colores. Aprovecha para que los pequeños te ayuden. Ellos pueden elegir la decoración y participar en la elaboración del dibujo.

5. Combínalo con sus alimentos preferidos: huye del pescado con espinacas, con puré de patatas o con guisantes, si sabes que estas verduras no le convencen. Intenta preparar otras recetas que incluyan pescado como paella, croquetas de bacalao, empanadillas, hamburguesas de merluza o espaguetis con atún.

Si aún así, tu hijo se resiste a comer pescado, no desesperes. Vuelve a cocinar con él, prueba con otra variedad y, sobre todo, ¡usa tu imaginación!


Deja tu comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para estar seguro de que se trata de una visita humana y prevenir acciones de spam.
16 + 0 =
Resuelva este simple problema matemático e introduzca el resultado.