Alimentos de temporada

Para que empieces el próximo mes de febrero con energía, hoy te traemos una gran diversidad de alimentos de los que puedes beneficiarte. Y no sólo te hablamos de fruta y verdura, también te traemos propuestas de pescado y alguna que otra de carne. ¡Vamos allá!

- Sácale partido al kiwi, una exótica fruta con el doble de vitamina C que la naranja, dos veces más vitamina E que el aguacate y casi el mismo potasio que el plátano. Reduce el colesterol y favorece el tránsito intestinal. Pruébalo en una brocheta junto a otras frutas.

- Las habas son unas legumbres de color verde pálido y con un bajo contenido en grasas. Contienen vitaminas y minerales que ayudan a mantener tus huesos sanos y su fibra es beneficiosa para el intestino. ¡A la cazuela, con jamón o en puré tienen muchas posibilidades!

- ¿Has probado el arándano? Bajo en grasas y colesterol y rico en fibras y vitamina C, es refrescante y diurético. Previene infecciones urinarias, aumenta el colesterol bueno y cuida tu corazón y cerebro. Pruébalo en una deliciosa tarta de arándanos y manzana.

- La zanahoria alimenta y protege. Seguramente hayas escuchado de ella que cuida la vista, la piel y es un sano bronceador. ¡Pues es cierto! Es digestiva y ayuda a bajar el colesterol. Pruébala con legumbres, con arroz, en guisados, con pescado o carne, e incluso en tarta. O disfruta de una ensalada con canónigos, otro alimento de temporada de color verde intenso, rico en hierro y yodo y que te ofrece una alternativa a la lechuga.

- Fresco o en zumo, el pomelo es una fruta que combina la forma de una naranja grande y el color amarillo del limón. Es rico en vitamina C y favorece nuestro sistema de defensas para prevenir resfriados en pleno invierno.

- Pescados y mariscos no se quedan atrás este febrero. El salmón es rico en proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales. Su omega-3 te mantendrá lejos de las enfermedades del corazón. La lubina es muy baja en calorías y realmente nutritiva, pruébala con verduras. ¡Ah! Y no nos olvidemos de las gambas, ricas en yodo y bajas en grasas. Quedan deliciosas con arroces, fideuás o en cremas de marisco.

- El faisán es un ave de caza. Aporta proteínas, pero una menor cantidad de grasas que, por ejemplo, el pollo. Pruébalo a la cazuela, asado, en salsa de almendras o con especias.

¡Tú eliges!


Deja tu comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para estar seguro de que se trata de una visita humana y prevenir acciones de spam.
14 + 0 =
Resuelva este simple problema matemático e introduzca el resultado.